Historia y cultura Café Racer

Un paseo por la historia del la cultura Café Racer

¿Conocías tantos detalles sobre la deriva y cultura del Café Racer? En este post te los desvelamos.

Nuestra tienda, dedicada a todos los amantes del motor sobre dos ruedas, recibe su nombre de la consolidada cultura del Café Racer, basada en el Londres motero de los años 60.

Se trata de un movimiento que, te sonará, surge en Inglaterra y no en Estados Unidos como tantos otros. En la capital inglesa, los cafés constituían una parte de ocio fundamental de la sociedad y sentaron los orígenes de la cultura que nos ocupa. Ganas de volver a esa época, ¿verdad?

Tan importantes fueron los cafés, que todavía se sigue venerando en concreto a uno de ellos, el Ace Café, que aún es un símbolo y toda una institución para los motociclistas que visitan Londres.

Café Racer

Otro de los grandes cafés conocidos y visitados son Jack’s Hill y Squires Coffee Bar, mientras que el Busy Bee y el Café Rising han sucumbido a los nuevos tiempos y ya no existen. ¡Una pena, la verdad!

En los años 50, poco antes de que surgiera el fenómeno del Café Racer, la mayoría de ciudadanos ya podía adquirir un automóvil, por esto mismo y como modo de rebelarse contra la norma, algunos jóvenes optaron por las motocicletas, que representaban la velocidad y el riesgo.

Fue una tribu urbana londinense la que hizo que el movimiento creciera más: los llamados Rockers. Estos crearon su propio estilo de motocicletas, que se caracterizaban por ser rápidas y sonoras, perfectas para llamar la atención a la hora de ir de un café a otro.

Café Racer

Con este objetivo, comenzaron a modificar sus motocicletas, para que alcanzasen la máxima velocidad en un recorrido muy corto. Cuenta la leyenda urbana que los moteros decidían un recorrido, ponían un disco en la gramola y el motociclista debía estar de vuelta antes de que acabara la canción. ¡Cómo nos gustaría presenciar eso!

El objetivo máximo era el de alcanzar lo que ellos denominaban “la tonelada”, es decir, rozar la velocidad de 100 millas/hora (160,9 km/h). Pero, ¿crees que alcanzar esta velocidad era un objetivo realista en la década de los 60?

Café Racer

En aquel entonces, los Rockers londinenses solo tenían acceso a las motos británicas de las marcas Triumph, BSA, AJS, Norton y similares, que, la verdad, no se caracterizaban especialmente por su alta velocidad.

Por ello, los Rockers comenzaron a realizarles diversas modificaciones, hecho que caracterizaría fuertemente a las motos de este movimiento y que dotaría de sentido a la cultura tal y como la conocemos ahora.

¿Qué modificaciones tenían estas motocicletas?

  • Eliminación de piezas superfluas para suprimir el máximo peso.
  • Incorporación de piezas provenientes o inspiradas en motos de competición.
  • Modificaciones en chasis.
  • Manillares deportivos.
  • Estriberas retrasadas para una postura de conducción adaptada a la velocidad.
  • Asientos de una sola plaza.
  • Depósitos de gasolina alargados, como los de competición de aquella época.

Café Racer

A mediados de los 60, despunta más el mercado de piezas deportivas en motociclismo, debido a la popularidad que alcanzaban las carreras de motos. Entonces, estas motos de competición integran novedades como los famosos asientos con joroba, depósitos de gasolina en aluminio o fibra de vidrio, con huecos para las rodillas del motociclista y carenados en el manillar, rasgos que toman también las Café Racer.

Así fue como se construyó todo el estilo de las Café Racer, además de la cultura que se originó en torno al fenómeno. Fue tan señalado, que a partir de los años 70 se comienzan a fabricar motos con inspiración Café Racer. ¡No fue para menos!

¿Y cómo eran los jóvenes Café Racer? Amantes de la música rock y de las motos, escuchaban temas de Jerry Lee, Bill Haley, Elvis Presley y Buddy Holly; les apasionaban las carreras y rivalizaban con los Mods, dedicados a las Vespas.

¿Y qué ha pasado con el movimiento? Sigue vivo a su manera en amantes de las motos clásicas customizadas y de la cultura de los Cafés, las carreras y el rock. Y es que, el estilo ha evolucionado pero sigue presente en todo el mundo.

Y tú, ¿cuándo empezaste a ser amante del movimiento del Café Racer?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar

Iniciar sesión

Cerrar

Carrito (0)

El carrito esta vacío No hay productos en el carrito.





Abrir chat
Bienvenido, ¿En qué te puedo ayudar?